Diferencias entre delitos y faltas

943 89 49 49
Diferencias entre delitos y faltas

En el Derecho Penal, la gravedad de las consecuencias de un acto es la que marca la diferencia entre un delito y una falta. De forma muy simplificada, ésta es la principal diferencia entre ambos conceptos, pero en el despacho de abogados en Zarautz queremos explicarte más en profundidad en qué consiste cada uno.

En el bufete de Natalia Damián Carballo - Judith Esnal Izaguirre llevamos casos tanto de faltas como de delitos. Pero nos hemos dado cuenta de que nuestros clientes no tienen muy claro cuándo es cada cosa. Una falta es una conducta tipificada en la ley contraria al Derecho y culpable, que se considera leve en su gravedad, por lo que nunca puede alcanzar una pena de prisión, sino que se puede condenar a trabajo en beneficio de la comunidad, de multas o una simple localización permanente durante un corto periodo de tiempo.

Están tipificada en el libro III del Código Penal y, por poner algunos ejemplos, pueden ser consideradas como faltas no prestar auxilio a una persona mayor, encontrar a un menor abandonado y no presentarlo ante las autoridades; faltas contra el patrimonio como hurtos o daños ocasionados de manera intencionada por una cuantía menor de 300 euros o faltas por ir contra el orden público, como puede ser faltar el respeto a la autoridad o no disponer de los seguros obligatorios.

En el despacho de abogados en Zarautz también se llevan casos de delitos, que son acciones u omisiones típicas, antijurídicas y culpables, pero que se consideran graves, ya que a diferencia de las faltas en estos casos sí que se llega a causar un daño material efectivo sobre el bien jurídico protegido, pudiendo llegar a ser castigados con privación de libertad.