La disolución de una sociedad

943 89 49 49
La disolución de una sociedad

Los abogados matrimonialistas de Zarautz, como te imaginarás, estamos acostumbrados a tratar las disoluciones de las parejas que constan en los censos de casados. 

Por otra parte, estas no son las únicas disoluciones que abordamos frecuentemente los abogados matrimonialistas de Zarautz, ya que, por ejemplo, también conocemos de cerca los casos de las empresas que cierran. 

A estos supuestos nos referimos con el concepto que da título a este artículo, disolución de sociedades. Y, como estas disoluciones resultan ciertamente habituales, te vamos a contar sus características principales. 

En primer lugar, hay que saber distinguir entre la disolución y el cese de la sociedad. Mientras que la disolución es definitiva, el cese es temporal. Por lo tanto, solo hay que disolver la sociedad cuando se tenga muy claro que no se desea continuar con ella. Un cese de la sociedad implica la capacidad de reactivarla. 

Toma nota de las razones por las que, según el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, puedes disolver una sociedad:

- Cese de la actividad que consta como objeto social.

- Finalidad agotada.

- Imposibilidad de lograr su fin social.

- Parálisis de sus órganos sociales.

- Pérdidas que reduzcan el patrimonio neto a una suma inferior a la mitad del capital social.

- Disminución del capital social (inferior al mínimo legal).

- Valor nominal de las participaciones sociales y acciones sin voto superior a la mitad del capital social invertido.

También es preciso cumplir algunos requisitos para disolver la empresa:

- Estar al corriente de los pagos con la Administración y los acreedores.

- Repartir los bienes entre los dueños.

- Acta notarial de la disolución.

Por último, cuentas con 3 alternativas de disolución definitiva:

- Transferencia de la propiedad: venta o compra.

- Liquidación: cese de las actividades, pagos realizados y cierre definitivo.

- Concurso de acreedores: ante la imposibilidad de pagarles.

En Natalia Damián Carballo - Judith Esnal Izaguirre, nos encantará seguir informándote. 

haz clic para copiar mailmail copiado